Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



viernes, 27 de junio de 2008

Cosas que hacen que la vida valga la pena (I)

1.- Que Juan Muñoz Martín, autor de Fray Perico y su borrico y El pirata garrapata, te firme un autógrafo a tus 28 años, en una lista impresa en Times New Roman 11 que se encuentra por ahí, en una feria del libro de Madrid, después de haber esperado tu turno detrás de un par de niños.

2.- Que Carlos, después de cambiarse de casa, de camino al trabajo una buena mañana, mientras atraviesa el Parque de la Bombilla, se reencuentre de bruces con su gato Nelson, fugado del hogar un año antes.

2.- Que a Irene le recete el médico pastillas para la memoria y a ella se le olvide tomarlas.

3.- Que en la radio de un coche alquilado con el que el Pibito y tú vais sorteando montañas en Croacia, de repente suene el Amo a Laura.

4.- Que, a los 17 años, seas socia fundadora de la peña ambulante "Eskizofrénikas concupiscentes".

4.- Que en un autobús de línea polaco que te lleva a Auschwitz en el verano de 2004, suene de pronto el Aserejé, por el altavoz colocado justo al lado de una pegatina en la que se lee "Camping Las Nieves - Biescas (Aragón)"

5.- Que una noche de invierno, mientras bajas por la calle de La Palma para llegar a tu casa, un transeúnte se te acerque y te de un folio doblado, todo escrito a mano hasta el último resquicio de margen, y te indique que hagas tu aportación y continúes. Y el folio esté lleno de toda suerte de frases, con mayor y menor sentido, en más de cuatro idiomas distintos, plasmadas por nombres, apellidos y lugares diferentes.

11 comentarios:

sacau dijo...

7 - Leer su blog de usted a diario.

Gracias por los Accidents,en youtube hay unos cuantos videos colgados.

Un abrazo enorme para toda la tremolencia.

Jafuda Cresques dijo...

Señora Tremolina,

Soy de los cree que el mundo no se construye, en parte, de casualidades, sino de causalidades: por fuerza tiene que haber un motivo para oír Amo a Laura en Croacia o reencontrarse con tu gato perdido un año más tarde. Ora cosa es que logremos encontrarle el sentido a todo esto, of course. De todas formas, lo mejor de todo es que estos pequeños detalles o anécdotas son los que luego nos llenan de felicidad y consiguen, por ejemplo, que Usted escriba al respecto.

Por cierto, ¿qué hizo con el folio doblado de la calle La Palma?

Cuídese,
Jafuda

Pao dijo...

en realidad, son cosas que solamente te pasan a ti y que contagias a la gente a tu alrededor...
¿en serio que a Irene se le olvida tomar sus pastillas para la memoria???

Anónimo dijo...

Añado otro:

- Que vuelvas a casa en tren y en atocha te informe el tio que "canta" los trenes (especialista en Parla via 7)que Torres, jugador de equipo de la selección española ha marcado gol...


FDO: -La TaTa-

extrema y dura dijo...

Me creo todo menos lo de Nelson. Lo siento, no puede ser.

mami-mami dijo...

Pues malo que suene el Aserejé en el bus camino de Auschwitz; pero: ¿te imaginas si empieza a sonar el himno de las juventudes Hitlerianas? y para remate con la pegatina del camping "Las Nieves de Biescas" que fue el que quedó arrasado por el desbordamiento del rio.... todo ello un poco preocupante y sospechoso.
Vamos que yo, me habia bajado del bus por si las moscas...tanto Aserejé y tanto camping, no fuera que la historia se repitiera y acabara viendome con un pijama rayado y un número tatuado en el brazo.
Besitos a todos y enhorabuena a todos los futboleros por la copa.

La Tremolina... dijo...

Buenas:

Perdón por el retraso en la colgaúra de comentarios. He estado ausente de mi domicilio y de cualquier contacto con la técnica, incluido el aire acondicionado, pues en Barcelona tienen por costumbre tiendas, metros y restaurantes el asarlo a uno.

Decía,

lo de Nelson es cierto. Y yo me lo creo. No en vano, lo único que ha hecho Carlos al mudarse esa darle la vuelta al Parque de la Bombilla. O sea, que Nelson, lo único que ha hecho a su vez es cambiar las macetas del balcón por un entorno mucho más Nature friendly.

A La TaTa me parece que se le ha olvidado contar el día que se durmió en el tren y al despertar en Atocha alguien le había dejado unos centimillos encima del abrigo. Auqnue lo del comentarista torero not iene parangón, añado.

A Irene sí: se le olvida tomar las pastillas pàra la memoria. A ver si lo corrobora.

El folio de la calle de La Palma... confieso que tenía que haber continuado la cadena, pero no lo hice. Me pareció algo tan maravillsoos que como oro en paño lo guardo, a buen recaudo, en una cajita de caudales verde, de metal, junto al carné del Burguer King de 1992, en el que mi firma es un L. Tremolina, rodeado de una preciosa nube hecha de boli.

irene dijo...

Se me insta a corroborar que se me olvidó tomar pastillas para la memoria. Supongo que no sorprenderá que diga que ahora mismo no recuerdo ese episodio, por lo tanto y ya que la alusión venía a mi escasa memoria mi aportación ni desmiente ni confirma. Háganle caso a la tremolina, que es más fiable.

Por otro lado sí recuerdo otro episodio gatuno (¡Hola carlos!) similar al de Nelson. Esto va para el incrédulo...Mi gata, llamada Mora por tener un característico pelaje gris oscuro tirando a violáceo y ojos del mismo color desapareció un día. Al año aprox me la encontré, mientras paseaba por Azuqueca, tumbada en el interior del escaparate de la archiconocida tienda de deportes de Azuqueca, "Jose Luis Viejo". Ahí queda eso.

sacau dijo...

Bueno bueno, esto se va pareciendo a un cuento de Auster...

Yo tengo otra con gatos(hola Irene, por cierto), con el anterior que tuve, Bisne, pero es triste, os la contaré otro día.

Y sobre todo una a la mayor gloria de Stephen King:
Verano de 2003, noche, me dispongo a irme a la cama (litera, la de arriba), acto cotidiano que se repite cada noche desde que cumplí cinco años de edad, en mi vida me había caído. Esa noche, de repente me entra un miedo atroz a caerme. Tengo la sensación de me caeré de boca y se me hundirán los dientes.El caso es que la sensación es tan fuerte que acabo por coger el colchón y dormir en el suelo. Esto sólo me sucedió esta noche.
Dos días después, nos llaman desde Vigo; al parecer mi hermano Emilio, el pequeño, jugando en una piscina, se había resbalado y con tan mala suerte que había caído de boca. Se hundió los dientes hacia dentro.

Ahora:

Si crees que esto es una patraña propia de un lunático, marca 1.

Si deseas sufragar el tratamiento psiquiátrico del lunático, marca 2.

Si crees que es casualidad, que no causalidad en este caso (interesante, Jafuda), marca 3.

Y si te has dormido leyendo el post (qué largo), felices sueños.

Que conste que si alguien me cuenta historia semejante estoy llamando al loquero ya, así que entiendo vuestro posible entrecejo fruncido.

PD: Lo cojonudo ya hubiera sido que la noche de autos hubiese soñado con unos pimpollos de sonrisas perfectas cantando el Amo a Laura

Jafuda Cresques dijo...

Señora Tremolina,

Tengo unas dudas: Usted vino a Barcelona a desentrañar un asesinato, ¿logró su objetivo? Luego comenta que "incluido el aire acondicionado, pues en Barcelona tienen por costumbre tiendas, metros y restaurantes el asarlo a uno": no he entendido si se refiere Usted a que la temperatura es demasiado fuerte o, por el contrario, apenas permite sentirse aliviado. Supongo que depende de la tienda, pero con esto del cambio climático le aseguro yo que las temperaturas son bastante respetuosas para con las personas. No como en Valencia, donde casi casi tropiezom con estalacticas y/o estalagmitas en un Cortefiel. Y lo del metro, sí, es abrumador: sobretodo un lunes a las 8 de la mañana, el tren sin llegar y la gente atrapada en el andén, a más de 30 grados de temperatura. Así da gusto ir a trabajar.

Cuídese,
Jafuda

La Tremolina... dijo...

Sí, señor Cresques: logré mi objetivo. Descubrí quién era el asesino. No así el que me acompañaba -perdiendo aquí yo una oportunidad de oro para agenciarme una cena gratis o cualquier otro premio del tipo apuesta tonta. Pero informaré más sobre el particular.

Sobre el aire aocndicionado, pues me refería más bien a la ausencia del mismo. Qué calorina. Y mire que yo tiendo a ser friolera. Eso, sumado a la humedad ambiente... mare de déu. Tol día aplatanaos.