Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



jueves, 28 de mayo de 2009

Tocata y fuga

El comentario de Sacau que encuentran reproducido más abajo me ha hecho recapacitar sobre el devenir político de esta nuestra sociedad, y el cariz que está adquiriendo el comportamiento de sus protagonistas.

Les confesaré algo: me pone muy de mala leche la campaña del PSOE para estas próximas elecciones europeas. Me parece una muy mala apuesta haberse subido al carro del y tú más. Basar tu campaña en el otro y no en ti mismo es algo que deja mucho que desear. Yo, votante de intelecto medio y buen gusto formal, no me siento identificada con el caca-culo-pedo-pis que tan de moda está. Y lo que más me quita el sueño es no poder identificar a quién están emulando, no ya el PSOE, sino toda la política de calle (que no de salón) que se hace ahora, la política de puertas para afuera, no de puertas para adentro.
No nos engañemos: en nuestro país, casi sin darnos cuenta, nos hemos pasado la existencia emulando. Imperceptiblemente, si me apuran, pero emulando. Lo cual no es necesariamente malo, no me vayan ustedes a pensar que. El caso es que observen. Partidos en el gobierno en Europa. Nosotros siempre hemos tenido los mismos gobiernos, pero 4 años después. ¿Que Europa está dirigida por partidos más a la izquierda?: nosotros, para la siguiente legislatura, sacamos uno de izquierda. ¿Que poco después Europa pega un giro hacia partidos más a la derecha?: nosotros, en la siguiente ocasión, sacamos uno de derecha. ¿Que luego vienen Schröder y los socialistas en Francia y demás?: pues en la siguiente legislatura, al carajo Aznar. ¿Que luego llegan la Merkel y el Sarkozy y toda la parentela?: pues en eso estamos, ya veremos a ver. Debe de ser el síndrome del 40 años de retraso para con el resto del continente, que aún perdura. Nos da no sé qué dejarlo de lado, después de tanto tiempo juntos, pero con esto de la Unión Europea, hay que cumplir las expectativas. Así que hemos decidido tácitamente recortarlo hasta quitarle el 0.

Pero en fin, decía: que no encuentro referentes. Porque Estados Unidos, con Obama, ha inaugurado una era Love and Peace que nada tiene que ver con lo anterior. Como muestra, un botón: me dice hoy el periódico que el alcalde de San Angelo, un municipio republicano de Texas, hubo de ausentarse de su propia toma de posesión del cargo tras su reelección por un asunto familiar ineludible: fugarse con su novio, un inmigrante ilegal, a Méjico. Se ve que al espalda mojada no le quedaba bien el corte imperio.
Pero donde se ve la huella Obama no es en que a los cargos políticos les dé por añadir una nota de color a sus vidas, sino en que en San Angelo, este pueblo de banjo y cowboys de Marlboro, el jefe de policía y el presidente de la Cámara de Comercio hayan unido sus voces para pedirle al alcalde que vuelva. “Nos da igual que sea un sodomita –comentan que se oyó decir a este último-, lo que nos importa es que por 400 euros de sueldo al año nunca habíamos tenido el saloon tan lleno de gladiolos en primavera”.

En fin: aquí escupiéndose en los ojos, y allí reinaugurando Woodstock. Dentro de un quinquenio, quien sabe si tendremos al alcalde de Calatayud fugándose a San Francisco con un bereber.



__________________________________

Este ha sido el comentario de Sacau:

Estimada Tremolencia:

Tengo una duda: Ayer por la tarde, las casualidades de la vida hicieron que me topase con Jose María Aznar, ese gran filósofo. Mi reacción inmediata, además de pensar para mis adentros "qué bajito es", fue la de gritar algún improperio, pero los chorrocientos gorilas que lo flanqueaban me hicieron ser más cauto.

La duda es: qué hubierais hecho??? los quince minutos de fama que proclamaba la loca calva de Warhol? un tirón de bogote para desenmascarar que es un cyborg?

sábado, 23 de mayo de 2009

Colaboraciones III

Jafuda Cresques ha hecho llegar al email de latremolinablog@gmail.com este inestimable documento consistente en un pantallazo con la palabra de verificación que le apareció el otro día y que yo ahora comparto aquí con ustedes.

Muchas gracias, don Jafuda.


lunes, 18 de mayo de 2009

El porvenir de mi pasado

Les voy a ser franca: a mí, que se muera Antonio Vega, no me bambolea los higadillos. Pero que se muera Benedetti, sí.

El primer libro de Benedetti que cayó en mis manos fue una antología ya descatalogada que yo saqué de la biblioteca municipal de Azuqueca de Henares. La culpa la tuvo Javi Bartolo, que en una hoja me escribió un adulterado poema titulado “Hombre que mira al cielo”, que un grupo punk había versionado. Me dio por olisquear más poemas de esos hombres que miran, y así fui a parar a la mentada antología.
Después de bebérmela en unas escasas tres horas, salí corriendo a comprarla. No sé cuántas veces la habré leído. No sé cuántas marcas tendrá. No sé dónde habrá ido a parar, puesto que hace ya algunos años que se la regalé a una de esas personas a las que en su momento se quiere mucho y a las que después se sigue apreciando, por lo que las penas con pan son menos penas, y uno pìensa que aunque ya no se edite la puñetera antología y no haya forma de conseguirla de nuevo, la suya está bien allá donde está (donde esté).

Luego vino La Tregua. Después vinieron más poemas. Y Quién de nosotros, y Buzón de tiempo, y Primavera con una esquina rota, y Esta mañana, y Montevideanos, y El porvenir de mi pasado, y etc etc etc. Es sin duda el rey de la B de mi librería, y entre él y Saramago podrían dominar los hemisferios, si quisieran. Kundera les ayudaría en el ecuador.


Estaba mayor. Tenía 88 años. Había estado ingresado varias veces últimamente. Qué quieren que les diga: yo sigo pensando que se ha muerto de pena. A la antigua usanza. Desde que murió su mujer, hace tres años, todo lo que le había leído decir eran nubarrones. Cirros, cúmulos y estratos por doquier, en cada entrevista, grises gases de tormenta. Se empezó a morir de pena ya entonces. Imagino que después de 60 años, debe de ser difícil acostumbrarse a una ausencia. Más aún si no se quiere.


Les voy a ser franca: me estoy quedando sin admiraciones. En este mundo con tendencia a lo insípido, aquellos que me enseñaron el abecedario van cayendo por ley natural. Y no parece que lleguen refuerzos. El día que se muera Sabina, apaga y vámonos. Nos vamos a quedar todos más solos que la una.

miércoles, 13 de mayo de 2009

La Conchinchina

Allí es donde he decidido irme estas vacaciones. Comprenderé que no os sorprenda: después de Kosovo, era el destino más esperable.

Mi interés por ese trozo de tierra empezó el día que a Ángel Bahamonde le dio por hablarme de Dien Bien Phu, los convenios de Ginebra, el paralelo 17, el golfo de Tonkin, la incidencia del budismo en la región y los chicos de familia bien que se educan en la metrópoli y cómo estos chicos acaban convirtiéndose en el Abuelo Ho.

Me voy a Vietnam, señores, sazonado con Camboya. A la antigua Conchinchina, a la antigua Indochina. A cubrir un espacio más grande que la primera, más pequeño que la segunda. Avisaré al Astrolabio pa que se vaya poniendo las pilas con finiquitar Serbia.
Serán 3 semanas 3. Pa arriba y pa abajo entre arrozales y deltas, y templos y trenes nocturnos.

Pero aún tocará esperar un tanto, porque no será hasta Octubre que nuestra protagonista hará pie en tierras monzónicas, emirato árabe mediante. Hasta entonces, me tendré que seguir viendo las caras con Ulrike, y con el portero de mi edificio que me gestiona las cartas, y con la tía de Telefónica que no entiende que no me interesen sus 5 megas, y con los suizos tan cansinos de mi puesto de trabajo, pero en Octubre me vengaré, amigos, me vengaré. Descocadamente.

domingo, 3 de mayo de 2009

Ulrike cogió su fusil

Ando muy calladita últimamente. Qué quieren que les diga: paso las horas libres conversando con Ulrike Meinhof, considerando a ver si me sale a cuenta llevar a cabo un trabajo de investigación sobre su persona, al que me obligan las responsabilidades para con mi cole. No se crean que lo tengo claro. Más aún, qué título darle a la suerte de tesina que de ahí ha de salir. De cómo una periodista de postín se lió a bombazos contra una editorial et alteres, o Ulrike cogió su fusil.

No se crean que las tengo todas conmigo. Cuanto más leo, cuantos más vídeos veo, cuantas más grabaciones escucho, más me da la sensación de que la tía estaba como una cabra, punto. Pero eso no es suficiente. Tengo que conseguir dotar a los 20 folios de sesudo verter literario de la suficiente credibilidad y profundo análisis crítico como para que sean dignos de acabar aplastados por otros similares en algún cajón de algún despacho docente. Eso si alguna vez llegan a imprimirse, porque con los tiempos que corren, suerte tendré si acaban en un lugar llamado Papelera de Reciclaje y a nadie le da por darle a "vaciar papelera". ¿Está seguro de que desea eliminar estos 1248 elementos? > Sí. Pero en fin, resumiendo: que mi sesudo análisis no puede ni debe limitarse a "La tía estaba loca". Sin embargo, en el actual estado de cosas, me es imposible concebir un índice que no sea el siguiente:

Cuando el periodista cruza la línea. Ulrike Meinhof. Factores de incidencia:
1.- Infancia y juventud de Ulrike. Su marido se la pega con unas tetas más grandes
2.- Teoría de los daños cerebrales. Eliminación de un coágulo de sangre en 1962 y metida de pata del cirujano.
3.- Tesis sobre la lucha antiimperialista. Si eres tía no puedes dar de hostias a tus hijos (tu yo familiar) y luego no dar de hostias en la calle (tu yo político).
4.- Contacto con Andreas Baader. Salta por la ventana y date a la vida en fuga.
5.- La Editorial Springer, icono capitalista. Estos desgraciados publican la mierda del Bild Zeitung y hay que volarles la central. -Confieso que en este apartado comulgo con Ulrike, y cualquiera que haya tenido el Bild Zeitung en sus manos lo comprenderá-
6.- Detención y aislamiento de Ulrike. Me habéis pillao, cabrones. Me voy a volver loca perdía.
7.- Suicidio de Ulrike en la cárcel de máxima seguridad de Stammheim. ¿Me habré suicidao, o no?
8.- Conclusiones sobre los factores endógenos del periodista. La tía está como una puñetera cabra y por eso se lía a tiros.

Y en fin, ayer, como ya no podía más de tanto videomontaje, tanto nostálgico y tanto blog chorra -y no chorra-, decidí darme a la cena sana y copiosa y nos fuimos a Artemisa. Y ahora paso a relatarles algo mucho más útil e interesante para ustedes que todos los párrafos previos que se han tragado, para que su visita no haya sido en balde:

En Artemisa (en nuestro caso, acudimos al clásico, el de Ventura de la Vega) no deben perderse el Pastel Farah Diba: "Delicias de seta rellenas de paté a las finas hierbas sobre lecho de ajitos tiernos, trigueros y berenjena, todo gratinado al queso Gouda". Eso sí: ojo con la carta cibernética, que los tunantes no tienen los precios actualizados y el pastel cuesta 2 euros más de lo que pone ahí (total: 13,95)


(Espacio dedicado a aquellos tremolineros a los que se les ocurrió sugerirme la apertura de un blog gastronómico, insensatos)
_____________________________________________

Nota al pie: Una información más amplia y representativa al respecto de Ulrike Mainhof se encuentra en el artículo de la wikipedia en inglés. El artículo de la wiki en español que les he puesto más arriba para comprensión de todos parece, francamente, escrito para loa personal y poco más del tío que ha traducido sus manifiestos, amigo de universidad de la muchacha.