Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



lunes, 15 de julio de 2013

Los límites africanos

Hola majos,

Os tengo muy abandonados últimamente, lo sé. Pero es que el dolce far niente propio de mi condición de exiliada en país de posibles me tiene muy ocupada. No os imagináis lo que es rellenar el fin de semana atendiendo a las tomateras, los guisos de cocidaco y los antepenúltimos estrenos cinematográficos. El sábado pasado, además, me entregué con gran indulgencia al onanismo gustativo y me agencié 100 gramos 100 de cecina en la tienda de delicatessens más pija de Basilea, por los que pagué 9,90 francazos (en oferta). Sello de calidad castellano-leonesa “Tierra de sabor”. Si mi exsemisuegra levantara la cabeza.

Pero no temáis: allá donde yo esté y haga lo que haga, ya sea sobre la cubierta de un velero de tres mástiles en crucero por las islas griegas o a bordo de mi jet privado sobrevolando el Kilimanjaro, habéis de saber que La Tremolina sigue reflexionando sobre el ser y el entorno y nunca, nunca os abandona, ni se desentiende de vuestras cuitas. La Tremolina padece con vosotros en espíritu, aunque esté lejos de la patria.

Total: que entre tomatera y cocidaco, voy echandole un ojo a los periódicos y a los telediarios, para mantenerme como la mujer formada e informada que soy. Y son muchas las cosas que han acontecido últimamente. Por ejemplo: anda todo el mundo loco con que si Obama nos mira. Pues qué quieren que les diga: que menos mal, ¿no? Porque luego nos alegramos mucho si detienen a la cédula tal antes de que se inmole en pleno metro de París, o a la cédula cual que pretendía mandar un cargamento de premártires a Siria desde Melilla. ¿O nos creemos que el CNI tiene tamizado todo el espectro virtual y no virtual de nuestro país? ¿Nos creemos que tiene capacidad para ello?  La verdad, en un mundo en el que el gúguel maps te saca la foto de tu perro corriendo por el jardín y a ti te hace gracia y se la mandas a los amigos, me resulta inverosímil semejante revuelo ante las mentadas revelaciones. Amén de que qué quieren que les diga: que Obama me mire a mí… A MÍ… ¡Joder, Obama, welcome to The Tremolina! Please press 'Like'.

Pero ahora ya nos da igual que Obama y sus primos franceses e ingleses nos miren, porque tenemos a Bárcenas que anda cual quinto levantado y tirando de la manta. Y que si dimita Rajoy y que si no dimita. Pues qué quieren que les diga II: que me parece muy mal momento para dimisiones. Y fíjense el santo de mi devoción que será Rajoy. Pero estamos ahora finos como para echarnos a la espalda un escándalo más, y sobre todo, una inestabilidad más. Para eso casi mejor apañar el asunto europeo-económico con el mayor consenso posible, y una vez medianamente calmadas las aguas europeas, convocar elecciones anticipadas.

Y entonces ya sí, por supuesto, el otro al trullo si es que hubiera causa para ello, que para Leyes de la Amnesia ya hemos tenido bastante. Que como decía hace poco Cayetano Martínez de Irujo en una entrevista en El Mundo: “En Europa por plagiar una tesis te tienes que ir y aquí llegamos a unos límites africanos”. 

Pero les voy a confesar la verdad: a mí lo que de verdad, lo que de verdad me gustaría, es que dimitiera todo el Parlamento en pleno y nos gobernara la Merkel. De verdad se lo digo. Creo que bastante mejor nos iría, ya que nuestros políticos se han demostrado incapaces. Y a los que pongan el grito en el cielo, me gustaría saber a qué obedecería semejante sentimiento de afrenta. Si nos va a financiar las pymes la banca alemana, y les hemos vendido por contrato no sé cuántos mil jóvenes anuales, no sé a qué esperamos para ser el decimoséptimo Land. Seguro que los intereses económicos y humanos para devolvcer todo eso eran menores. Y total, la mitad de la población española ya parece estar aprendiendo alemán, así que...