Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



domingo, 29 de noviembre de 2009

Cómo regalar 16 euros a la jet set teatral

Amigos,

Ayer me fui con el que me acompaña y el novio que le lleva a los teatros a presenciar un espectáculo que goza de cierto nombre y que, según anuncia, lleva 15 años subsisitendo con el resto de la cartelera madrileña: La katarsis del tomatazo. ¿Qué sabemos de La katarsis del tomatazo? Pues sabemos que se trata de un chou donde los alumnos de una de las más afamadas escuelas teatrales de la capital realizan una serie de sketches teatrales y que, si te gusta, les aplaudes, y si no consideras que lo hagan bien, les tiras un tomate que previamente te han facilitado. Pues bueno. Puede pintar simpático. Ea p'allá, vamos a verlo.

La entrada, vía Atrápalo, cuesta 16 euros. Entiendo que in situ será más cara. Incluye un refresco o una caña, eso sí.

En fin. Después de esperar cosa de una hora mientras una serie de personajes disfrazados de esperpéntico se pasea por allí, se permite por fin el acceso a la sala. Y allí que nos depositamos sobre nuestros asientos.

Qué quieren que les cuente. El espectáculo me sorprendió. Me sorprendió principalmente por lo inesperadamente malo que es. Pero malo, malo, malo con ganas. Malo que de haberlo sabido me habría ido a la representación de La casa de Bernarda Alba de cualquier grupo de jubilados de Móstoles. Malo de que, si se esfuerzan, no es peor.
Un texto de caca-culo-pedo-pis ya muy visto, predecible, chabacano y que convierte a Los Morancos en paradigma del humor intelectual. Unos chavales aspirantes a actores (y lo digo con toda la base: en la escuelateatro hay un cartel que dice "Abierto el plazo de inscripción para adolescentes y adultos") que, a excepción de un par de ellos (de ellas, más concretamente), no dejan mucha diferencia con la obra de teatro que hacíamos en el cole motu proprio en fin de curso.
Pero no se preocupen: donde hay vida hay esperanza. Y pensando en ese espectador que puede quizá no quedar satisfecho con esos sesudos diálogos, esa puesta en escena, ese buen hacer de sus actores, ese espectador que, erróneamente, puede llegar a concebir la idea de que acaba de tirar 16 euros a la basura, se han guardado un golpe de efecto en la manga: en una espiral nostálgica que el público no espera, la obra de teatro nos devuelve al núcleo duro de una de las más brillantes etapas del cine español: el destape. Sí, amigos: el espectáculo incluye culos y tetas para ser degustados por el espectador exigente -lo que a su vez, y como es sabido, consagra a una actriz, la convierte en actriz auténtica, le aporta la madurez actoral que la hace merecedora del papel protagonista en la próxima película de Costa-Gavras. "Tú a donde vas, piltrafilla, ¿acaso has enseñado las tetas? Pues te quedas de recogetomates"*.

Entiendo que me estoy enrollando. Entiendo que ustedes, oh público lector, a lo que irían a la obra es a tirar tomates, y punto. Pues tampoco se emocionen: los tomates se tiran en un pequeño porcentaje de tiempo de lo que dura esa indigestión. Lo demás son coreografías de barrio, los culos y tetas ya mentados y, eso sí, una retahíla de reivindicaciones cheguevara trasnochadas y deslucidas. Un regreso a la pubertad, en suma. Por la que apoquinas 16 euros.
Y encima los tomates no estallan.

En fin. Que yo, y otros como yo con los que hablo al salir de la función, le hemos regalado 14 euros a Cristina Rota (descuento 2 del Nestea). Eso, sumado a lo que los chavales inviertan en concepto de matrícula año tras año (cuya cuantía desconozco, ya que no aparece en la página web de la escuela), espero que dé para vivir y para seguir montando espectáculos. Y para que Juan Diego Botto se costee algún cursito en alguna otra parte -que, y ahora entiendo por qué, siempre me pareció muy mal ¿actor?-.
___________________________

*diálogo ficticio que sibilinamente imagino en una posible discusión entre dos integrantes del grupo a la finalización del evento.

Nota al pie: tengo entendido que no en todas las representaciones toman parte los mismos integrantes. De corazón espero que, si se les ocurre pasar por allí, no sean los mismos que yo tuve ocasión de degustar.

10 comentarios:

Txetun: dijo...

¿Pero qué esperas de un espectáculo que implica la escuela donde aprendió interpretación el Dani del Canto del Loco?

Jafuda Cresques dijo...

Señora Tremolina,

Siempre que en alguna película o serie aparece música inquietante, mi madre suele decir "esto no presagia nada buen". Lo mismo puede decirse de un título como "La katarsis del tomatazo" - (catarsis con k, para infundir un halo de modernidad, supongo), por lo que no pueda decir que me sorprenda que tan demoledora crítica. Y tampoco me sorprenden los culos y tetas, pocas películas o series españolas hay en las que no se muestre, en los primeros 15 minutos, detalle de la anatomía humana (femenina, si puede ser).

Pues nada, espero que la próxima vez que vaya mejor, al fin y al cabo es como ver una película mala (como 2012), queda el mal regusto por haber pagado por ver y la satisfacción de haber salido (casi) indemne. Lástima que no devuelvan el dinero, de algún sitio (subvenciones aparte) tiene que salir los menús, viajes, trajes, cestas de navidad, SGAEs, etc: de lo contrario pasar un mal rato quedaría como anécdota.

Cuídese,
Jafuda

P.D. (1) Palabra de verificación: "unter". Hasta el google alemán se pone de su parte...

P.D. (2) ¿Dani Martín aprendió interpretación? ¿"La mirada azul" se aprende? :)

El jurisconsulto del reino dijo...

Si hubiera ido usted a ver a la Maribel y a la Sánchez Gijón, como debería, otro gallo la habría o hubiese cantado.

¿El que la acompaña tiene novio?

PD. porstere, hermosa palabra.

La Tremolina... dijo...

Efectivamente, el que me acompaña tiene un señor que le lleva a los teatros continuamente, por lo que yo he dado en concluir que se trata de un novio. "Su novio el de los teatros".
Lo que ya no sé es si la cosa avanzará como para ponerle un pisito.

Y efectivamente también, es "postere" un término precioso que debería existir en castellano contemporáneo.

dezaragoza dijo...

Eso te pasa por tener 16 euros para gastar. Ricacha, que es usté una ricacha. Mejor a parti de ahora se me moderniza y en lugar de gastarlos los invierte, Sña Tremolina o Tremolencia como alguna se atrevio a llamarle a usted.

Saludos :D

mami-mami dijo...

Y yo que pensaba que el ir conmigo no hace mucho a ver TOC-TOC, habia sido para ti un poco petardo....pero ya veo que hay cosas peores; al menos en esa nos reimos.
Ah! y dile al que te acompaña que cuando se harte de ir con "su novio" al teatro; aqui tiene a una suplente (en lo del pisito ya no entro).
Tremolina: ¿ Para cuando deja Vd. contarnos algo sobre Vietnam? tenga en cuenta que la mayoria de mortales no lo conocemos y probablemente no lo conozcamos. Ciao per tutti.

La Tremolina... dijo...

Hombre, Dezaragoza, es que siempre ha habido clases. Yo, de hecho, acostumbro a llevar un billete de 5 asomando por el bolsillo de la chaqueta. Que se vea, que se vea que hay tronío.

PD. La "tremolencia" creo que son ustedes, no yop :)

La Tremolina... dijo...

Estimada madre:
es que Vietnam es una puta mierda. No me inspira nada. Pero todo se andará.

No me parece mal que se ofrezca usté como señorita de compañía para con el que, a su vez, me acompaña. UStedes verán. Pero comprenderán que yo de todo esto algún beneficio tendré que sacar. Así que vayan pensando una forma de compensarme, leches.

sacau dijo...

Querida Tremolencia:

Y a mí que me habían recomendado la obra... tendré que juzgar por mí mismo, para asegurarme que culos y tetas cumplen con la normativa ISO-9000.
En fin, Srta. Tremolina, hable usté de Celda 211, propague el magnetismo de Malamadre y el endémico hijoputismo de los que nos deciden; y deje las katarsis para los que sieeeeempre dan "mutxa kaña"

Amanece,
que no es poco.

mami-mami dijo...

Srta. Tremolina: creo que me entendió Vd. mal.
Vera: yo no me ofrecí para acompañar a quien a Vd. acompaña; sino a quien a su vez lo acompaña a él al teatro (vaya lio de acompañamientos) lo mejor será que me quede en casa y sin teatro ¿no crees?.
En cuanto a una recompensa para Vd. estoy pensando en hacerlo en forma de kilos de judias verdes, acelgas, coliflor y esas cosillas que tanto la gustan, je,je. (con madres asi, no necesita una enemigos ¿verdad?). besitos.