Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



domingo, 25 de mayo de 2008

Perrea, perrea

Acaba de concluir Eurovisión. Tanto tiempo preparándonos, tantos días, semanas, meses esperándolo... Por fin llegó. Y uno por uno fueron desfilando por ese escenario serbio el emo de Bosnia (que, por cierto, no llevaba gallina), un señor isreaelí que, por la pinta, debía de ser de la franja de Gaza; luego, la reencarnación de Europe con pasaporte del vecino, y después de éstos, el rapero anciano de Croacia, a ritmo de tango (gran sorpresa).
Y luego pues nada, lo normal: desfile de tetas que no distingo unas de otras, y algún que otro exótico más: unos piratas letones, unos rarunos del Azerbayán que chirrían, un tipo ruso acompañado de un violinista y un patinador sobre hielo epiléptico que ha dejao loca a mi hermana, y lo que de repente se presenta como una gran amenaza para el innegable éxito español: el participante francés, consistente en un señor con barba que aparece en un carrito de golf acompañado de una serie de señoras con barba.

Rodolfo surge en el número 22. Detrás de una de las tías con tetas que, pese a su natural ateniense, se declara fan implícita de Britney Spears, y delante de los anfitriones. Hace una entrada triunfal que ninguno esperábamos: interpreta con su guitarra el "toma tomate, tómalo, iihhh -aaah - iihh- aahh - oh". Rodolfo ya se ha metido en el bolsllo al público paneuropeo. Desgraciadamente, observo que los puristas del Eurovisión se han salido con la suya y han adjuntado a nuestro trío chikiluátrico a tres tías buenorras que sonríen y no pegan ni con Loctite. Pero en fin.

Concluye la actuación. Bravo, Rodolfo, bravo. Moira me envía un sms diciendo que ella es británica y que reniega del español. Diego me llama eufórico: "¡¡Ahora sí que ganamos, ahora sí que ganamos!!". También me llaman el Pibito y Mario, que están visionando la gala en casa de una amiga. Se oye de fondo un gran jolgorio.
España está unida, señores, España es una fiesta. Viva Rodolfo. Esto Europa tiene que notarlo.

Llegan las votaciones. Los primeros, los ingleses. Toma ya, los ingleses nos dan un punto. Esto ya no hay quien lo pare.
(...)
15 minutos después, hemos conseguido mantenernos en la barrera justa de la indigencia gracias a la caridad de países como Albania (¿?), Bélgica, Chipre, Francia (que nos da 5 puntos, cuando jamás nos habían votado, to-to-to-toomaaa!), Portugal (fiel a la tradición, nos da 10)... y todo ha ido más o menos bien hasta que vota Andorra y nos quedamos sin vecinos. Andorra, que nos da 12 puntos, temerosos de que dejemos de admitirlos en nuestros hospitales y nuestras estaciones de servicio. Así que ahora ya cierra que no hay más que hacer. Sin embargo... ¡no! ¡Rodolfo puede con todo! Todavia conseguimos vivir un poco más de la mendicidad gracias a Armenia, Turquía, Suiza, Finlandia, Dianamarca... ¡y hasta Grecia nos da 8 puntos! Lo que nos hace situarnos en un puesto final del Decimosexto.

Tongo. Tongo radical, tongo descarao, porque si no no se explica. Pese a todo, Rodolfo ha remontado: en el puesto 16 hemos quedado, frente al 21 del año anterior. Eso para un país con sólo dos vecinos (y medio) supone un gran mérito. Claro: los ex-yugoslavos, como son muchos y se votan entre ellos, pues sacan muchos puánts por la gorra. No importa que se hayan estado exterminando hasta hace nada y que, en cierta forma, sigan haciéndolo, las Anne Igartiburu de sus televisiones, muy sonrientes, dicen "Serbia, tuélf points". Igual la solución sería esa. Mira, la consecuencia positiva del desmembramiento del Reino es que tendríamos los tuélf points de vascos, catalanes, gallegos y todo el que se apuntara.

En fin, las puntuaciones se acaban y ha ganado el ruso de violinista y epiléptico bailarín. Segundo puesto: Ucrania, tercer puesto: la britney griega. Nadie se lo explica. No me fío, no me fío. Me voy al youtube, que de esto sabe más que ninguno. Pongo "Eurovision 2008". Lo primero que me sale es un vídeo del de Israel. Luego la buenorra de Ucrania, luego la griega, luego Rusia, otra vez la griega... ¡¡Y de repente, en el puesto numero 6 del youtube, "Spain: baila el chiki chiki"!!! Ya sabía yo que el poppolo iba a acoger a Rodolfo mejor de lo que los estamentos querrían hacernos creer. ¡¡Arriba Rodolfo!!


Actuación de Rodolfo (atención a la presentación del locutor, de la tele... inglesa?. Atención también al "Uno, dos!!!" que corea el público. Y a los pitidos del final, ya puestos ):




Atención igualmente al perfil de Rodolfo en la página oficial de Eurovisión. Ay la leche que esta gente no ha pillao que va de coña...

http://www.eurovision.tv/event/artistdetail?song=23994&event=1469

9 comentarios:

mami-mami dijo...

Hacia 300 años que yo no veia Eurovisión, pero este año con tanta movida del perrea-perrea y compañia no me ha quedado otro remedio que verlo.
Tienes razón, siempre lo mismo: tias buenorras, tios no tan buenorros y ultimamente mucho show-jolgorio (guitarras de plastico y tupes, tias con barba, novias cuarentonas tendiendo ropa, etc.)
Pero lo mejor de todo fue el mail que envió un televidente (de esos que se realizan escribiendo su opinión a la TV) ponia: """la culpa de esta indecencia la tiene Zapatero""" y yo pense: ¿y la culpa de que a mi hoy se me hayan quemado las lentejas....no la tendrá también Zapatero? puede ser ¿no? . En fin, vaya pais este. Ciao a tutti.

Pao dijo...

y quizás Zapatero tenga la culpa que la sopa me haya quedado sin sal también... mira tú, le voy a escribir al gobierno español quejándome por esto....

Moira dijo...

Hello? Do I know you? GREAT BRITAAAAINN 14 POINTS. YIPEEEEEEEE.

Llegado a este punto tiraré de mis raíces francesas creo.

Y habéis de saber que la culpa de todo la tiene Gordon Braun. El de las planchas.

extrema y dura dijo...

Pues allí estaba yo, en la lejana Extremadura con los pieses hinchaditos después de 12 horas de celebración del casamiento de una amiga. Hete aquí que me quito los tacones (un elemento simple de tortura consentida) y además de ronronear de gustito pongo la tele y ¡zas! justo el momento del perreoooo. Qué grande, señores, qué grande. Nos hemos quedado con toda Europa, mucho mejor que el títere de la ropa tendida de Bosnia o el Eugenio francés, donde va a parar. En cuanto al desfile de senos turgentes, pues tampoco ha estado mal. Oyes, que Eurovisión no deja de ser un escaparate para los participantes de cara a múltiples profesiones futuras. Besos para todos.

htuR dijo...

Señorita tremolinera,

Que sepa usté que el señor Buenafuente le copió la broma de

"Claro: los ex-yugoslavos, como son muchos y se votan entre ellos, pues sacan muchos puánts por la gorra. No importa que se hayan estado exterminando hasta hace nada y que, en cierta forma, sigan haciéndolo, las Anne Igartiburu de sus televisiones, muy sonrientes, dicen "Serbia, tuélf points". Igual la solución sería esa. Mira, la consecuencia positiva del desmembramiento del Reino es que tendríamos los tuélf points de vascos, catalanes, gallegos y todo el que se apuntara"

...y fue en uno de sus monólogos de apertura del programa. El de este mismo lunes, si no recuerdo mal.

Ahí está, marcando tendencias! La Tremolina codeándose con los grandes de la televisión patria... :-)

La Tremolina... dijo...

Y que me copió la broma significa que soltó someramente la idea, o que la copió coma por coma?

Porque como me la copiara coma por coma le meto un puro que lo doblo!! Me apunto a pillar del pastel chikilitifláutico peroyá!! :-D

htuR dijo...

Pues hombre, no tenía la pantalla del ordenador al lado de la de la tele... pero creo que lo de las Annes Igartiburus no lo mencionó...

Igual no la copió tal cual, sino que lo que pasa es que sus cerebros se mueven en las mismas longitudes de onda...

:-D

Txetun dijo...

O quizá resulta que uno de los guionistas del Terrat lee el blog, que todo puede pasar.

La Tremolina... dijo...

De momento sí me consta que hay un señor que es presidente de una asociación futbolera que ha llegado aquí y no sé muy bien cómo, porque juro y aseguro que ese señor no tenemos relación profesional, personal ni espiritual alguna. Y así nos hemos quedao, a cuadrines, la Moira y yo.