Efemérides

17 de febrero: Kosovo se declara independiente (2008)



miércoles, 16 de enero de 2008

El esloveno, ese gran desconocido

Se quejan mis dos lectores al respecto de la asiduidad de mis comentarios. Que quepasa, que quesesto, que si sólo voy a escribir dos veces al año después de hacerme la chulita con que si la modernidad y el bló y leshes. No es culpa mía, amigos. La intermitencia se debe a las desavenencias entre la telefónica y la que suscribe. Pero haré lo posible por que mi sableo de internés a vecinos y allegados se dé con una mayor frecuencia, mientras tanto.

Pero no es esto lo que yo quería comentar. Lo que yo quería comentar es que este fin de semana ha habido un esloveno pernoctando en mi casa. Un esloveno es un señor que antes era yugoslavo y ahora ya no lo es. Ahora es unioneuropeísta. Gracias a él, he aprendido que Yugoslavia nunca perteneció al Pacto de Varsovia en general ni a los rusos en particular y que, por consiguiente, aunque eran comunistas, veían películas de James Bond. Cultura general aparte, lo que he aprendido es que el concepto "sueco" como icono sexual se debe únicamente a que Alfredo Landa no había descubierto a los eslovenos (eslovenas, se entiende). Así de simple. Porque soviéticos no serían, pero en bikini a las playas de Benidorm tampoco debían de venir, al parecer. Craso error el de Alfredo Landa. Yo ya tuve ocasión de comprobarlo cuando anduve por esos lares: Eslovenia es el país del futuro para el turismo sesuá y la alegría visual. Son, cómo te diría yo... son como los austríacos, pero con un toque kalinka. A lo Danko, Calor Rojo.

El problema es que en el mundo sólo hay dos millones de eslovenos. Suecos tampoco es que haya muchos más, eso es cierto, pero a alguno más sí que tocamos. Ahora que lo pienso, igual fue por esto que Alfredo Landa se decantó por los nórdicos al final, y no que su elección se debiera a la ignorancia. No, igual fue que lo hizo con vista. Y hablando de suecos, ¿ustedes se han fijado la cantidá de suecos que hay sueltos por el mundo? Holandeses también hay, pero estos van de a uno y de incógnito. Los suecos, por contra, se arrejuntan en grupos musicales. Desde los sempiternos ABBA hasta los fugaces Ace of Base, pasando por los aclamados Cardigans o los casi olvidados Roxette (que, según una Super Pop del año 1991, tuvieron que cambiarse el nombre en no sé qué país asiático porque el suyo significaba "estornudo"). Total, que eso: que si uno se percata, en la Tierra hay mucho grupo musical sueco diseminado. Esto a mí, que soy persona reflexiva, me hace pensar. ¿Será como en Brasil con los futbolistas, y la única forma que tengan de salir del país hacia tierras más cálidas sea fichar por una discográfica internacional? Y hala ahí tós los suecos venga y dale a componer...

No sé, señores, pero volviendo al tema que da nombre al inciso de hoy: qué gran pueblo, el esloveno. Si no me creen, vayan a verlo. Pero dejen algún milloncejo pa mí.

4 comentarios:

Txetun dijo...

Mujer, eso te pasa por no ver deportes. Hay grandes eslovenos jugadores de baloncesto en el mundo, en la liga española, sin ir más lejos: Samo Udrih. Y Suecos, a parte de los grupos (se te han olvidado Teddybears HTML o The Hives o The Rasmuss, por darle un toque "alternativo" a la lista), también hay grandes jugadores de fúrgol, a saber, dos: Ljumberg "Míster gallumbos" según Andrés Montes (por haber protagonizado un anuncio de Calvin Klein) y Henrik Larsson. Bueno, y en general casi todo lo que acabe en -son es sueco: léase Pederson, Henrikson, Erikson y etc. :P

Ps. Yo no había elevado mi protesta aún (que supongo que no me has contado entre los lectores, pues ya somos tres), pero sí, actualiza esto asiduamente... Y PON FOTOS!!!

Irene dijo...

Ante todo quiero expresar mi indignación por un cartelito de la anfitriona de este bló que amenaza con censurarme el comentario. Así que pido que se enumeren las cosas feas que no se pueden decir. Pardiez!

En realidad mi comentario es básicamente declararme desde hoy asídua lectora de este exiguo boletín al menos hasta que cambie de trabajo por otro menos ocioso.

En cuanto a la exuberancia nórdica solo quiero aportar la frase de un catedrático chalao de mis años de Universidad que afirmaba de primera mano (hizo el doctorado allí) que "las Suecas solo son Suecas en España". En favor de las Suecas guapas tengo que decir que tendríais que ver a dicho profesor: entiendo que las féminas más agraciadas huyeran del susodicho buscando especímenes más similares a sus características externas.

Y ya está. Para acabar me presento: soy Irene (Prieto)

Montse 1 (o yo era la 2??) dijo...

Nuestro mutuo amigo (el ser humano con piernas como tú le llamabas) me ha informado de tus nuevas inquietudes internauticas y rauda y presurosa he procedido a la lectura. Tengo que reconocer que yo todavía no me he subido al carro de los blogs ni tengo intención de hacerlo, pero quizas si que me de por importunarte con algún que otro comentario. Al respecto de la cosa esta de los eslovacos... bueno, estoy desarrollando una teoría multiracial y multicultural sobre el tema de las parejas y de momento los que van ganando no son los eslovacos, ni los italianos, ni ninguna nacionalidad en especial, sino los sordomudos. Piensalo, no discuten, parece que te escuchan y ademas cobran subvención por lo de la discapacidad. Con lo mal que estan las cosas en españa es para pensarselo. Un saludo guapetona :)

Pao dijo...

Txetun tiene razón, yo no se ni pío de deportes pero no me pierdo mundial de fútbol ni campeonato de tenis, hija, que aquellos especímenes son un recreo visual que te dura para rato...